HIST Y PRESIÓN ARTERIAL

Como profesionales del ejercicio físico y la salud, deberíamos conocer la fisiología del sistema cardiovascular. No hay que ser expertos, sino apoyarnos sobre éstos para desterrar mitos y no alimentarlos. De esta forma, podríamos ayudar más a la gente, objetivo principal y final, pero que a veces olvidamos.

Uno de los mayores expertos en cuanto a fisiología aplicada al ejercicio a nivel mundial es el doctor Doug McGuff, una de nuestras referencias en cuanto a conocimiento sobre este tema, pero sobre todo, por su manera sencilla de explicar algo tan complicado. Además de defender, de forma científica y sobre bases fisiológicas que el entrenamiento de fuerza más efectivo, eficiente y seguro es el High Intensity Strength Training (HIST). Como demuestra el siguiente extracto de su libro Body By Science (Questions & Answers), que no nos cansaremos de recomendar.

“Se pensaba que contraer un músculo equivale a una compresión de las arterias periféricas, lo cual causaría un incremento de la resistencia vascular periférica y esto, a su vez, haría que el corazón tuviera que bombear contra más resistencia, elevando hasta el infinito la presión sanguínea y generando una tensión dañina para el corazón. Y si uno entiende verdaderamente la fisiología del sistema cardiovascular, se dará cuenta de que ésta suposición está completamente desfasada.

Durante el ejercicio de alta intensidad hay un flujo de catecolaminas, como la adrenalina (Epinefrina o Norepinefrina) y estas hormonas actúan sobre el corazón y los vasos sanguíneos. Sin embargo, en la periferia del organismo hay gran variedad de receptores, que responden de diferentes formas a estas hormonas. Durante el ejercicio de fuerza de alta intensidad, estas hormonas actúan sobre los vasos sanguíneos de intestinos e hígado, causando una vasoconstricción, lo cual quiere decir que los vasos sanguíneos se constriñen y por tanto desciende el flujo sanguíneo en estas zonas. Pero los receptores localizados en los vasos sanguíneos de los músculos activos, al igual que los del árbol pulmonar en los pulmones, hacen exactamente lo contrario: se vasodilatan, permitiendo así un mayor flujo sanguíneo para abastecer la musculatura activa. El efecto global resultante es una vasodilatación que predomina sobre la vasoconstricción, y por lo tanto, la resistencia vascular periférica total es menor. Y esto se traduce en que el corazón ha de bombear contra menos resistencia, no contra más. Cuando esto sucede junto al hecho de que la musculatura intensamente contraída empuja la sangre venosa de vuelta al corazón, lo cual incrementa la cantidad de sangre que llega al lado derecho del corazón, lo que a la vez determina directamente la cantidad de sangre expulsada en el lado izquierdo del corazón, queda claro que el gasto cardiaco aumenta debido al incremento del retorno venoso a causa de las contracciones musculares intensas. Y como la sangre es bombeada por el ventrículo izquierdo al contraerse el corazón, cuando éste se relaja, esa misma cantidad de sangre retrocede hacia la aorta con la válvula aórtica cerrada, y baña esta zona. En la base de la válvula aórtica hay unos pequeños agujeros que constituyen la entrada a las arterias coronarias, que abastecen de sangre el músculo cardíaco. En consecuencia, en la medida en que incrementa el retorno venoso, aumenta, como consecuencia directa, la cantidad de sangre bombeada por el lado izquierdo del corazón, y esto incrementa la cantidad de sangre que, por flujo retrógrado, abastece las arterias coronarias.

Así que el entrenamiento de fuerza de alta intensidad no sólo desciende la resistencia vascular periférica al dilatarse los vasos sanguíneos de la musculatura activa, sino que también aumenta el retorno venoso, lo cual, por tanto, aumenta la presión diastólica final en el lado izquierdo del corazón, que aumenta el flujo sanguíneo arterial coronario, lo cual permite realizar un mayor nivel de esfuerzo con un flujo sanguíneo coronario mejorado.

EXTRAIDO DE RESISTANCE INSTITUTE

Anterior view of liver showing biliary tree and gall bladder, Spanish version Original Exit Writer image is 115786 Biliary Colic (presmd). Added vasculature removed stomach
Share
Go top